Los especialistas se vieron obligados a inducirla en un coma para salvar su vida, dijo el esposo.
En Estados Unidos, se vive una gran crisis por el coronavirus, actualmente hay más de 300.000 contagiados y 8.000 muertos.
Entre los contagiados en la ciudad de San Diego en California, se encuentra una mujer embarazada de 18 semanas, la cual está luchando por su vida y la de su bebé, su nombre es Ashley Duque, quien se encuentra hospitalizada en un hospital de Keiser Permanente en Kearny Mesa, donde la última semana estuvo usando un respirador. Pero este sábado, su esposo recibió una alentadora noticia: le quitaron ese dispositivo.
Como una montaña rusa emocional, así describió Diego Duque sus últimas tres semanas. Él afirmó nunca haber sentido tanto miedo.
Los médicos se vieron obligados a inducirla en un coma para salvar su vida, dijo el esposo. Actualmente, ella se encuentra hospitalizada en cuidados intensivos. Y los especialistas confirmaron que el virus no se transmite a través del cordón umbilical.
Sin embargo, la ginecóloga, Christine Sterling, quien no está a cargo de Ashley Duque, afirmó que las mujeres embarazadas son más propensas a enfermarse ya que tienen las defensas más bajas.
Diego Duque no ha podido visitar a su esposa y por ahora cuida en casa de su otra hija, Ana de 2 años, y tiene la esperanza en el nacimiento de su hijo o hija, quien espera que nazca sano y salvo.
Y aunque Ashley Duque todavía tiene un largo camino por delante, los médicos le aseguraron a su esposo que posiblemente mañana salga de cuidados intensivos.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>